14 noviembre 2006

Concurso de tapas

Un año más da comienzo el concurso de tapas de Zaragoza, la excusa perfecta para dar una alegría a esa tripita que tanto trabajo nos cuesta mantener, conocer bares nuevos y descubrir alguna tapita interesante.

Una oportunidad para practicar ese deporte nacional que se echa en falta allende nuestras fronteras. Que si bien siempre ha sido un deporte popular lo cierto es que en los últimos años parece que se está volviendo un poco más elitista, con precios en muchas ocasiones excesivos, y con tapas a veces muy sofisticadas que se quedan en pretenciosas.

Pese a todo, y como decían los celtas cortos, nos vemos en los bares.

2 comentarios:

Dies Irae dijo...

Pues estoy de acuerdo en lo de los precios excesivos. Pero desde luego no es algo exclusivo de las tapas, simplemente sigue la tendencia al alza de todos los productos de hostelería de los últimos años.

De hecho, iniciativas como la de este concurso, donde por un precio razonable puedes probar simultáneamente (bueno, más bien consecutivamente) un buen vino y una estupenda tapa, ayudan a que me reconcilie con el sector.

Que sea un concurso hace que los bares adscritos se afanen y echen el resto. No todos, pero sí muchos. Y se nota. Y se agradece. Y nuestros estómagos lo notan y lo agradecen simultáneamente :-) bueno, más bien consecutivamente.

Flexiball dijo...

Quedamos para tapear?
Estoy deseando recorrer los bares zaragozanos puntuando las tapas...